Taller Bike: Taller de bicicletas móvil

17861454_404101606627196_8220329672016200540_n_opt

Felipe Soto, oriundo de Viña del Mar y de profesión profesor de educación física, se dio cuenta que muchas personas no tienen el tiempo para poder arreglar sus bicicletas en un taller convencional, debido principalmente a que las usan como medio de transporte, deporte profesional o incluso como fuente laboral.

“Al darme cuenta que el trabajo de profesor no me satisfacía, comencé a andar mucho en bicicleta y a meterme en el cuento de la mecánica, para entender cómo funciona una bicicleta. Como estaba sin trabajo, me ofrecieron trabajar de reemplazo de un mecánico justo en el momento en que no tenía ningún ingreso. Estando en Viña con mi polola, a ella le sale un trabajo en Concepción y yo me vine unos meses después. No tenía nada claro, no sabía si me iba a poner con un taller establecido o algo distinto. De repente, comencé a revisar en internet y me di cuenta que en Canadá tenían el modelo de negocio que yo quería, que era instalarme con un taller móvil”, indica Felipe.

Esta idea, pionera en Chile, no se había escuchado nunca. Por lo mismo, los trabajos previos para llevar a cabo este emprendimiento no fueron menores: números, valores, inversión inicial y lo más importante, cómo funcionaba en la región y en la ciudad el uso de bicicletas: “Acá me di cuenta que el tema de las bicicletas está pegando fuerte, y decidí jugármela con todo con mi proyecto. comencé a buscar los recursos para iniciar con el taller móvil, pedí un préstamo para comprar el furgón e inicié con el emprendimiento. Eso si, yo de negocios no sabía nada y en tema de números soy medio desordenado, pero hasta el momento ya llevo un año con mi proyecto y me ha ido bien”.

bici1

La ciudad de Concepción tiene cada vez más accesos para bicicletas, incluso se están llevando a cabo proyectos para crear redes de ciclovías y en avenida Manuel Rodríguez ya se inauguró una moderna ciclovía, lo que viene a complementar el cambio de mentalidad que está teniendo la gente respecto al uso de las bicicletas y el nuevo estilo de vida.

“La gente se mueve mucho en bicicleta, hay buenos planes viales respecto al tema, por lo mismo me di cuenta que las personas ya no les gusta esperar a llevar una bicicleta a un taller establecido y esperar días a que se las entreguen o en algunos casos que los arreglos que hagan no sean los esperados; con Taller Bike el cliente pide una hora, yo voy hacia el lugar donde estén, les arreglo la bicicleta -incluso pueden quedarse ahí mientras trabajo, preguntar dudas y aprender ellos mismos a hacer algunos arreglos-“, comenta Soto.

Todos los emprendimientos, tarde o temprano, encuentran en el camino desafíos que les dan más de un dolor de cabeza a quienes los llevan adelante. “En mi caso, al ser un rubro totalmente nuevo, el tema del papeleo municipal fue lo que más me costó, ya que al ser un taller móvil, no tenía una dirección fija. Esto lo arreglé con el arriendo de una oficina virtual, lo que me sirvió para poder tener ese domicilio comercial que exigen y poder comenzar con el permiso municipal correspondiente. Otro de los problemas que vi al inicio es que el dinero propio no lo vi durante mucho tiempo, la retribución monetaria se iba en gran parte a pagar el préstamo con el que compré el furgón, y por último aprender sobre marketing y números”.

bike2

“Uno de mis sueños es que exista algún día un sistema público de bicicletas, porque no todas las personas usan la bicicleta de manera permanente, sino que para moverse de un lado a otro, pero todo esto de manera organizada”, expresa la mente de Taller Bike.

“Hay muchos emprendimientos y todos son muy distintos. Lo principal es que hay que confiar en los proyectos propios y tener mucha paciencia. Hay trabas, hay complicaciones, pero al final lo mejor es tener el emprendimiento propio y perseverar”.

taller3

Conoce más sobre: TallerBike