Alfredo Peluquería: Un nuevo concepto de belleza en Concepción

alfredoport

La iniciativa de Alfredo Salgado, para iniciar su emprendimiento de peluquería, nace principalmente por la influencia de su madre, quien era peluquera: “Esto nace, primeramente, gracias a Dios y a mi madre, quien era peluquera. Cuando yo tenía 18 años, mi madre nos pidió a mi y a mis hermanos que pusiéramos unos ‘tubos’ en el pelo de una señora a quien mi madre le arreglaba el pelo. Ninguno de mis hermanos pudo, excepto yo. Es ahí cuando mi madre me dijo que tenía manos livianas y que podía dedicarme al rubro de la peluquería. Así nace todo”, comenta Alfredo.

Esa historia familiar no termina ahí. Como Concepción es una ciudad muy lluviosa, siempre iba a buscar a su madre a los cursos de peluquería que ella tomaba, ya sea de marcas como Wella, L’Oreal, y en ese ir y venir, conoció a compañeros de su madre. Es ahí, donde Alfredo se inmiscuyó un poco más en el mundo de la peluquería, y comenzó a asistir a conferencias, talleres y tomó este mundo como una opción incluso para estudiarlo.

“En esa época, estudiar peluquería en Concepcion era super precario, debido a los malos olores de los químicos, pero eso no fue un impedimento para que pudiera motivarme a estudiar algo relacionado a la peluquería. Conocí diversos salones de belleza, y decidí irme a Santiago para ingresar a estudiarlo, ya que en Concepción era algo muy amateur, mientras que en Santiago ya se había profesionalizado bastante. Motivado por mi madre, fue un desafío bastante potente, ya que en esos tiempos irse a Santiago y empezar una nueva vida era muy complicado. Estudié un año y luego volví a Concepción para surgir junto a mi ‘vieja’ en la galería Caracol, donde comenzamos con un equipo de música traído desde la casa, una peineta, un cepillo para brushing y paramos de contar”.

 

alfredo1

 

Independencia

Luego de haber trabajado durante cinco años junto a su madre en la galería Caracol, Alfredo sintió la necesidad de querer independizarse. “Yo creo que para cualquier persona, llega un momento en la vida en que quiere ser independiente, el momento del ‘destete’. Me percaté que todo lo que había aprendido en Santiago, no había sido suficiente, ya que solo tenía lo rudimentario, por lo que decidí comenzar a hacer curso tras curso y me prometí que sería el mejor. Y si no era el mejor, al menos estar dentro de los mejores en Concepción. La peluquería me fue atrapando, enamorando, más que un trabajo, para mi es una pasión, y tiene que ver con la moda, que es un accesorio en la vida de la mujer y del hombre: un buen corte de pelo, un buen peinado, un buen color habla de ti y de tu personalidad, por lo tanto es un rol fundamental en la vida de cualquier persona.

Este estilista y asesor de imagen no solo se ha quedado con la moda y los estilos que irrumpen en Concepción, sino que ha tenido la oportunidad de estar en Europa un par de veces y tomar las ideas para su clientela. “Ir a una feria en Europa es ir a un evento donde el mercado es de 500 millones de clientes, que es la población que tiene. Imagínate el nivel de los montajes en términos de diseño. Es un verdadero estadio para peluqueros donde muestran las últimas tendencias en moda, diseño, utensilios, productos de belleza y maquinaria. Es otra realidad, y es eso lo que yo quiero transmitir en los salones”.

“Cuesta ganarse un espacio. Una cosa es subirse a la ola y otra muy distinta es mantenerse ahí. Por eso la labor de delegar trabajos es muy importante y necesitas tener gente de tu confianza para que puedan seguir creciendo de manera sostenida. A mi favor, mis hijos se han desarrollado y permanecen ligados al área de peluquería de una u otra manera, ya sea siendo peluqueros o administrando los salones”.

 

alfredo2

 

Ganarse el espacio que tienen no ha sido fácil, y eso se explica porque Alfredo es una persona ‘reactiva’. “Hay que saber trabajar de buena manera. Me considero una persona reactiva, ya que apenas ocurre algo, yo actúo. No me quedo sentado pensando en qué solución dar. Por ejemplo, si veo que estamos bajo en coloración, lanzamos una promoción de color, y asociamos otras cosas junto a videos de nuestros trabajos, lo que ha funcionado de excelente manera”.

Uno de los proyectos principales que tienen es dar solidez a su actual negocio. Inauguraron una escuela de peluquería con 8 alumnos en un espacio reducido: “Nuestra misión principal es que nuestros alumnos salgan y puedan enfrentarse al mundo con una nueva visión y sepan trabajar de buena manera. Que no les ‘tiriten las cañuelas’ al verse enfrentados a un trabajo fuerte y que sepan que lo podrán lograr. También, trabajamos con Suractivo en ‘El Closet de Julieta’; se vienen cambios en el trabajo dentro del salón, específicamente en lo que respecta a la energía en el trabajo con el cliente y ofrecer una calidad en el mismo, conversando sobre moda, tendencias y de qué manera la persona se puede sentir mejor, más que conversar sobre la última novela o la última película. Hay que ser un ‘Beauty coach’ (Asesor de imagen)”. 

“Cran en los profesionales de Concepción y las marcas que están posicionadas. Quienes sientan una pasión por la peluquería, atrévanse. Cuando te apasionas por algo, el éxito viene solo”. 

alfredo3

 

 

Conoce más sobre: Alfredo Peluquerias