Premios Pyme 2016 distinguió a lo más selecto del emprendimiento regional

premios-pyme-2016

Tal como en los Óscar, pero con menos flashes y sin una alfombra roja, los emprendedores más sobresalientes de la región del Biobío se dieron cita en los Premios Pyme 2016 para ser galardonados por su trabajo.

Años de sacrificio, ingenio desmedido y buenos resultados bastaron para que cinco emprendimientos locales fueran tomados en cuenta por el jurado especializado. Entre las personalidades que participaron de la decisión final se encuentran:

  • Sergio Cárdenas, director Asech Biobío
  • Beatriz Millán, directora ejecutiva Incuba UdeC
  • Guido Rodríguez, director Diario El Sur
  • Cristian Pasten; director Canal 9 Biobío TV
  • Rodrigo Álvarez, director Canal TVU
  • Alexis Reyes, director Líderes Biobío
  • Vicente Hernández, consultor de Emprendimiento e Innovación
  • Rodrigo León, coordinador Working House Coworking
  • Jorge Bizama, director Cowork SocialB
  • Iván Valenzuela, seremi de Economía
  • Rodrigo García, seremi de Agricultura
  • Juan Mardones, director ejecutivo Comité Desarrollo Productivo Biobío
  • Sandra Ibáñez, directora ProChile Biobío
  • Daniel Cuevas, director Sercotec Biobío.

Gracias a sus aptitudes, los vencedores de esta edición pusieron la guinda de la torta a sus proyectos justo en el inicio de la semana de la Pyme, en una ceremonia realizada en el Salón Mural de la Intendencia y liderada por Corfo y la Seremi de Economía.

“Son iniciativas que hablan sobre lo que es Biobío, una región tremenda con potencialidad, con capacidad innovadora, técnica, de negocios del primer nivel”, sostuvo el intendente Rodrigo Díaz.

Conforme a esta afirmación, Iván Valenzuela agregó la importancia de la creación de proyectos independientes en la zona. “La pymes mueven la región y el país, y eso es relevante mencionarlo. Hoy todo lo que ellas aportan al desarrollo local es significativo porque contribuyen, aproximadamente, al 65% del empleo y al 35% de los ingresos”, manifestó.

Estos datos son, sin duda, el reflejo del buen trabajo que el emprendimiento ha mantenido este último tiempo, sobre todo en las siguientes áreas, las mismas que marcaron la pauta de los Premios Pyme 2016.

 

Premio Exportación 2016

Dentro de esta categoría participaron Nanuva Ingredients, emprendimiento consistente en la deshidratación de frutas, Katankura, empresa gastronómica dedicada a la preparación de trufas negras y la ganadora ChileRecicla.

Este último proyecto chillanejo perteneciente al psicólogo Francisco Fernández tiene siete años de antigüedad. Por medio del reciclaje de metales preciosos recuperados de aparatos electrónicos en desuso, la iniciativa ha logrado consolidarse en la región, incluso en el extranjero.

Gracias al rescate de oro, plata, cobre y paladio, la compañía de Fernández se instaló como la primera planta de reciclaje de residuos electrónicos y eléctricos del sur de Chile, razón que le ha permitido exportar a Bélgica y Japón.

Asimismo, estas acciones han convertido a ChileRecicla en una empresa consciente con el medioambiente.

 

Premio Alimentos saludables 2016

La comercialización de berries de Bío Bío Organic Fruits, la venta de carne bovina de Carnes La Pradera y la producción forestal no maderera del Taller Laboral Cuyinpalihue fueron los emprendimientos partícipes de esta categoría.

El grupo de ocho mujeres de la última empresa referida fue distinguido debido a su poder asociativo. Mediante la recolección de plantas medicinales y hongos silvestres, entre los que resaltan el quintral de maqui, el tronco de nalca y la hierba de Alejandría, la iniciativa de la provincia de Arauco hoy puede ofrecer a su clientela productos naturales.

Con estos argumentos, las muchachas del Taller Laboral Cuyinpalihue anhelan poseer más salas de venta y realizar un video promocional de su trabajo para reforzar su labor empresarial.

 

Premio Turismo 2016

En este escenario, los complejos turísticos Ainahue de Hualqui, Los Manantiales de Saltos del Laja e Inalafken Tirúa tuvieron el privilegio de ser reconocidos por su labor.

Sin embargo, el premio Pyme 2016 en esta categoría recayó en el emprendimiento de Pedro Beneventi Millanao, hombre encargado de desarrollar la iniciativa familiar situada en la provincia de Arauco.

Con más de 17 años de vida, el Complejo Turístico Inalafken Tirúa se atrevió a integrar la cosmovisión mapuche a su oferta, así como promover la belleza de sus paisajes, motivos suficientes para convertirlo en el proyecto ganador de esta edición.

 

Premio Mujer Innovadora 2016

Valentina Pereda mediante su emprendimiento Meli Mari, Daniela Cartes con Baby Cu y Karla Mesina a través de Cervecería Artesanal Qui, disputaron el galardón otorgado a la mujer más innovadora de la región.

En la ocasión, el premio Pyme 2016 laureó el ejemplo emprendedor de Karla Mesina, la mujer de San Pedro de la Paz creadora de la primera cerveza artesanal libre de gluten y elaborada a partir de quínoa y otros ingredientes endémicos como el maqui, la grosella y la murtilla.

Luego de levantar capital público, Mesina logró llevar este producto único en el mundo a mercados nacionales. Sin embargo, hoy también mantiene conversaciones con empresarios australianos para exportar más de tres mil botellas en el primer envío a aquel país.

Cabe señalar que esta oportunidad será posible debido la inversión de un millón de dólares por la cual apuestan desde el otro lado del mundo.

 

Premio Emprendimiento 2016

A partir de esta categoría fueron valorados los trabajos del centro de acopio de leña La Pira de Angelina Arriagada, Calza Cuero del Grupo Hecato y Lavandería 21, ganadora del Pyme 2016.

La innovación social impulsada en la avenida Manuel Rodríguez #917, Concepción, ha posibilitado la inclusión laboral de 16 jóvenes con síndrome de Down durante más de 24 meses. Si bien partió con el apoyo de instituciones particulares, la Fundación Lavandería Industrial 21 obtuvo de igual manera el financiamiento del Fondo Crece 2015 de Sercotec y la ayuda de la carrera de Educación Diferencial de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

Actualmente, este proyecto social destaca en Sudamérica debido a su poder inclusivo y desea ser imitado en diferentes ciudades del continente.

 

Según Juan Mardones, estas historias son sinónimo de un “desarrollo importante y  de una generación de emprendedores con una lógica distinta, en donde los emprendimientos tienden a ser cada vez más complejos, más sofisticados y de mayor proyección y de potencial económico”.