Nodo Valle Biobío: viñateros de Yumbel agregarán valor a sus productos

vino-valle-biobio

Dos conceptos están asociados a la implementación del nodo vitivinícola Valle Biobío: sustentabilidad y competitividad. A través de la creación de nuevas estrategias, los productores de la Asociación Gremial de Viñateros de Yumbel esperan obtener las herramientas necesarias para mejorar sus procesos e introducirse en nuevos mercados.

Según Juan Mardones, director ejecutivo del Comité de Desarrollo Productivo Biobío, parte de los desafíos de la entidad estatal es “impulsar fuertemente la competitividad de sectores prioritarios para la economía regional y que se vinculen con la Estrategia Regional de Desarrollo, por lo que varios de los proyectos apoyados este año tienen vinculación con la industria del vino”.

Por esta razón, el Comité, en conjunto con la Universidad Federico Santa María, sede Concepción, y Copeval Desarrolla, ejecutarán durante los siguientes dos años un plan que estandarizará la elaboración de vinos en Yumbel y San Rosendo.

 

Valle Biobío

“Nuestro interés como Ministerio es apoyar a los viñateros de esta zona. En enero tuvimos una reunión con un grupo que representaba a más de 50 agricultores, pero hay un universo mucho más amplio que, gracias a este nodo, esperamos potenciar. Lo importante es que ellos están realizando un trabajo en forma asociativa y así comenzarán a potenciarse como agrupación”, destacó Rodrigo García, seremi de Agricultura regional.

Gracias a los 42 millones de pesos otorgados por el Comité, alrededor de 360 personas podrán innovar en procesos que den valor a las 257 hectáreas de viña que poseen en conjunto y al millón 600 mil kilos de uva que obtienen cada temporada.

Teniendo en cuenta la capacidad productiva de los viñateros de Yumbel y los beneficios del nodo vitivinícola, la idea de crear espumantes con sabores frutales endémicos o vinos hechos a partir del ensamble de cepas Malbec y País es algo que esperanza a los participantes de la iniciativa.

 

Producción limpia

El nodo Valle Biobío está relacionado a los Acuerdos de Producción Limpia, convenio en que las empresas acceden voluntariamente a resguardar el cumplimiento de normas medioambientales para salvaguardar y potenciar sus procesos competitivos dentro de un plazo específico.

Para ello, en el nodo “se generarán redes que permitan articular a los diferentes actores involucrados (empresas, productores del rubro y sector público) en beneficio de 20 de los 87 productores vinculados con la fabricación de vino artesanal, quienes firmarán un acuerdo que va en esta línea”, sentenció Glenda Montero, secretaria general del Comité Regional de Producción Limpia.

Finalmente, además de ser un aporte al sector viñatero de la zona, cabe señalar que Valle Biobío es una iniciativa creada con la finalidad de rescatar el valor patrimonial del territorio, el cual aún sigue queriendo repuntar económicamente y devolver los servicios asociados a esta actividad.