Mujeres y Negocios: el proyecto que busca empoderar al emprendimiento femenino

mujeres-negocios

“Por problemas de salud que me detectaron hace un tiempo comencé a pensar sobre cómo empoderar a mis dos hijas”, relató Cristian Cáceres, director de la agencia 3C y fundador del proyecto Mujeres y Negocios junto a Sergio Cárdenas, director comercial del Grupo InSide.

Al experimentar esta situación, Cristian decidió mover las piezas y afinar los detalles de su primer seminario, el cual llevó a cabo con éxito en compañía de Sergio dentro de las dependencias del instituto Inacap de Talcahuano. Según él, la idea siempre consistió en crear una “instancia que pudiese acercar a las mujeres a todo este mundo de herramientas y asesorías”.

 

El plan de empoderamiento

Conforme a Cáceres, además de la realización del seminario efectuado en agosto, el modelo de Mujeres y Negocios abarca construir “una comunidad que tenga acceso a charlas e instrumentos de financiamiento […] a la realización de radios online, un canal virtual, así como la entrega de apoyo profesional en el área de la mentalidad emprendedora”.

De acuerdo a Sergio, toda esta ayuda viene a consolidar y a evidenciar el hecho de que las mujeres son más emprendedoras que los hombres. Por esta razón, surge la necesidad de “entregarle herramientas que permitan el desarrollo de sus emprendimientos y también para que se descubran como emprendedoras, porque en Chile ellas lo son de nacimiento”, sostuvo.

 

Pequeñas brechas

Sin embargo, tal como indicaron algunas de las expositoras del evento, existen ciertos factores que aún mantienen entrampadas las ganas de surgir de las mujeres. Según las expertas, el agregar valor a sus productos y la falta de interés por participar siguen marcando la pauta de la labor femenina.

“La brecha más importante es cómo somos capaces de agregar valor a lo que se está desarrollando, cómo somos capaces de innovar y no solamente emprender, sino que aprovechar ventajas competitivas a través de la diferenciación”, señaló Beatriz Millán, directora ejecutiva de Incuba UdeC.

Asimismo, Myriam Cáceres, fundadora de Myra Publicidad, indicó que una de las barreras a sobrepasar consiste en “hacer que la gente se motive, por ejemplo, a asistir a estas mismas charlas gratuitas y a que conozcan que hay un montón de programas que están en beneficio del emprendimiento. Siento que falta más interés de los propios emprendedores en general”.

Es relevante sostener que, además de Beatriz Millán y Myriam Cáceres, el seminario Mujeres y Negocios contó con la participación de Sandra Ibáñez, directora regional de ProChile, Andrea Catalán, directora de Operaciones UDD Ventures y Karla Mesina, una de las fundadoras de Cervecería Artesanal Trawün.

 

A seguir empoderando

A pesar de estos problemas, el ecosistema emprendedor sigue viento en popa en la región y el país. Así lo declaró Cristian Cáceres, quien se mostró motivado por los buenos resultados de la primera parte del proyecto Mujeres y Negocios.

“El proyecto está uniendo criterios de diferentes profesionales, entonces está tomando un norte bastante bonito, y hay harta ilusión de que esto a mediano o largo plazo tome la suficiente fuerza”, aventuró Cristian.

Por el momento, los socios tienen el deseo de proyectar lo generado en la región y partir hacia distintas ciudades de Chile con la finalidad reforzar el trabajo de la mujer. “Hay conversaciones con Arica, Antofagasta, Viña del Mar, Chillán, Los Ángeles y Temuco para desarrollar eventos iguales o mejores en comparación al que se llevó a cabo en Concepción. Así que habrá una red interesante de acciones, sobretodo en 2017”, añadió Cárdenas.

De consolidarse estas aspiraciones, las mujeres del país podrán recibir el apoyo necesario a la hora de dar vida a sus proyectos, tal como lo vivió Valeria Valenzuela, kinesióloga emprendedora asistente del seminario.

“A mí me ayudó mucho en el tema del marketing, en el fomento de la publicidad y el uso de las redes sociales a favor de mi emprendimiento”, destacó Valeria.